El consumo de quinoa y chía son beneficiosos para nuestra salud

Quinoa y Chía, las semillas que la están llevando.

Es un hecho que cuando se acerca el verano el menú debe cambiar y muchos alimentos quedan fuera, restándonos opciones de cocinar, es por ello que la quinua y la chía son una espectacular alternativa para orientarnos a nuevos y deliciosos platillos, aportándonos vitaminas y proteínas y a la vez contribuyendo a una vida sana.

La quinua y la chía han estado en boga últimamente, ya que se hicieron conocidas por ser ricas en minerales y ser ideales para dietas que contengan bajas calorías. Aparte se pueden mezclar y cocinar de distintas maneras, quedando muy deliciosas para nuestro paladar.

Pero ¿qué es la quinua y la chía? Y ¿cuáles son sus propiedades?

Quinua o Quinoa

La quinua o quinoa es una semilla que puede consumirse al igual que un cereal, por ello se le considera un pseudocereal perteneciente a la subfamilia Chenopodioideae de las amarantáceas y se cultiva, principalmente, en la cordillera de los Andes. Se da mayormente en Perú y Bolivia.

Su valor nutricional es excelente, ya que está compuesto por vitaminas, hierro, magnesio, fósforo, potasio, magnesio, zinc y fibra. En comparación con otras hierbas de los cereales como el trigo, la quinua es más alta en contenido de grasa y puede proporcionar valiosas cantidades de grasas saludables para el corazón como la grasa mono insaturada. También puede proporcionar pequeñas cantidades de ácido graso omega-3, ácido alfa-linolénico (ALA).

Beneficios:

-Ayuda a disminuir el colesterol.

-Disminuye el índice glucémico, ya que no contiene azúcar.

– Es ideal para celiacos, porque no contiene gluten.

– Puede revertir el indeseado estreñimiento.

-Es perfecta para quienes realizan deporte, por su aporte en proteínas.

-Es antioxidante y antiinflamatoria.

-Ayuda a tratar la ansiedad.

-Ayuda a relajar los vasos sanguíneos.

La quinua es un excelente compañero para fortalecer nuestro organismo y es muy fácil de cocinar, se cuece muy rápido y se puede preparar de diversas maneras, ya que sustituye al trigo, para así hacer galletas, tortas o panes. También se pueden hacer ensaladas y platos calientes, como sopas y salsas.

Chía

La chía es una planta herbácea nativa del centro y sur de México, Guatemala y Nicaragua. Es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3 conocidas.

Las semillas de chía son diminutas semillas negras de la planta Salvia Hispanica, que está relacionada con la menta.

Las semillas de chía de buena calidad son naturalmente negras o blancas (no de color marrón). Las semillas de chía se han convertido en un alimento saludable en el mercado popular en la última década más o menos, pero son en realidad una de las formas más antiguas de la nutrición, y eran un elemento básico para la cultura Maya y Azteca. Estas pequeñas semillas pueden expandirse para contener cerca de 10 veces su peso seco en líquido. Cuando absorben en líquido, las semillas se hinchan en glóbulos de gel que recuerdan a las bolas de tapioca en miniatura.

La chía contiene: fibra, proteína, grasa (de las cuales son los Omega-3), calcio, manganeso, magnesio, fósforo y también contienen una buena cantidad de zinc, la vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 (tiamina) y vitamina B2.

Otra área en la que las semillas de chía brillan es en su alta cantidad de antioxidante. Lo más importante, de ellos es que combaten la producción de radicales libres, que pueden dañar las moléculas en las células y contribuir al envejecimiento y las enfermedades como el cáncer.

Beneficios:

-Controlan los antojos y crean una sensación de saciedad, ayudando a bajar de peso

-Ayudan a mantener una buena hidratación.

– Protegen de los efectos nocivos del medio ambiente, como la contaminación, del humo del tabaco o de los rayos UVA, por los nutrientes que estos entregan al consumirla.

-Son una buena fuente de energía.

-Aumenta la masa muscular.

-Posee propiedades depurativas y antioxidantes.

– Calman el dolor de las articulaciones, gracias a los ácidos grasos Omega-3, que proporcionan propiedades antiinflamatorias.

-Previene enfermedades, ya que mejora el sistema inmune del cuerpo.

La manera de comer chía es muy variada y fácil, al igual que la quinua, pero esta no necesita cocción. Se puede comer con especias, fruta picada, nueces y otros ingredientes a elección

También se pueden añadir enteras o molidas para batidos y zumos, mezclado con yogur o avena, o espolvoreado por encima de una ensalada. Si va a añadir las semillas a una bebida o un plato de “mojado” como la avena, te hinchan levemente mientras se come, pero van a conservar una ligera contracción. Tiene un sabor muy parecido al de la nuez, por lo cual es muy rica de comer.